Salud visual y dispositivos móviles

 

Hoy en día prácticamente nadie puede vivir sin su dispositivo móvil. Lo utilizamos para todo y ya es más importante salir de casa con él que con la cartera.

Pero usarlo mal y más cuando se usa tantas horas puede dañar nuestra salud visual. Por ello queremos darte unos consejos para que tus ojos se mantengan en perfecto estado de salud.

No vamos a entrar en si el uso de estos dispositivos es bueno o malo. Lo importante es el uso que se da de ellos y nos centraremos en la repercusión que tiene sobre nuestros ojos. Ahí van nuestros consejos:

El tamaño de la pantalla: A lo mejor llegamos tarde con este consejo por que te acabas de comprar un móvil nuevo.  Además de la resolución y el brillo, las pulgadas de la pantalla es crucial para que la lectura sea cómoda y no fuerces el enfoque.

Rotación de la pantalla: Usar la pantalla en horizontal nos ayuda a no forzar el enfoque. Esto se debe a que hay menos saltos de línea y no tenemos que enfocar en cada renglón nuevamente.

El brillo: Cuando leemos parpadeamos mucho menos independientemente del formato. Si a esto le sumamos que la exposición prolongada a la retroiluminación fatiga la vista tenemos un doble factor de riesgo.  Para evitar la sequedad ocular que provoca la lectura debemos adecuar el brillo hasta que estemos cómodos. Por regla general un buen ajuste sería entre 30% y 50% de la intensidad máxima de la pantalla.

Distancia: Esto es muy importante no sólo para tus ojos sino para la postura corporal y evitar dolores cervicales o de espalda. El dispositivo debe situarse a 30 cms de los ojos y siempre por debajo de la mirada.
El tamaño de la pantalla: A lo mejor llegamos tarde con este consejo por que te acabas de comprar un móvil nuevo.  Además de la resolución y el brillo, las pulgadas de la pantalla es crucial para que la lectura sea cómoda y no fuerces el enfoque.

Rotación de la pantalla: Usar la pantalla en horizontal nos ayuda a no forzar el enfoque. Esto se debe a que hay menos saltos de línea y no tenemos que enfocar en cada renglón nuevamente.

Fuente:Los dispositivos permiten ajustar el tamaño de la fuente a las necesidades de cada usuario. Aquí no hay una regla única. Para calcular el tamaño de fuente óptimo sitúa el dispositivo a 30 cms y prueba hasta que te sientas cómodo con la lectura.

Parpadear: El parpadeo es un movimiento inconsciente que provoca nuestro cuerpo igual que el impulso de respirar. Pero en la lectura en dispositivos digitales fuerza de manera consciente para aumentar la frecuencia.

Esperamos que sean útiles estos consejos y los pongas en práctica. Para cualquier consulta sobre salud visual estamos a tu disposición en nuestras ópticas de A Coruña, Vilaboa y Arteixo.

Publicado el 10 de agosto de 2016